Skip to content

Y tú: ¿qué lees?

9 mayo, 2010

Buzz Aldrin saluda a la bandera de los Estados Unidos en la Luna.

Autor: Neil Amstrong.

Tesis

El ser humano es libre por naturaleza,  cualidad innata que le permite elegir entre una u otra opción de las que se  le puedan presentar en determinadas situaciones. Tener libertad no implica tener la capacidad para elegir los sucesos que acontecen a nuestro alrededor, ni cómo suceden. Tener libertad implica saber, una vez se nos hayan presentado, cómo debemos o queremos actuar ante ellos, implica tener autonomía intelectual en el sentido en que somos todos igual de capaces de interpretar y razonar todo aquello que nos rodea. Esto lo tenemos todos claro y es una idea evidente.

Antítesis

No obstante, cuando dejamos de verlo como una idea e intentamos interpretarlo como un hecho, deja de ser tan evidente en muchos casos. Estamos sometidos a la manipulación en estado puro, y resulta ardua la tarea de zafarse de ello. A causa del mal uso de la televisión, periódicos, internet, y cualquier otro medio de difusión masivo, somos continuamente bombardeados por mensajes mediatizados que tienen un objetivo claramente definido: mantenernos en la línea que convenga al sistema para que todo continúe como debe ser. Desde los grandes trusts de comunicación, llamados tradicionales, se ejerce un profundo, pero siempre bien disimulado control, lo cual solapa nuestras libertades. Las noticias, usualmente tergiversadas según conviene a los ideales del emisor, constituyen una manera de informar nefasta para el ejercicio de nuestras libertades particulares. Desde el momento en que se omite parte de la verdad o se intenta adornarla con mensajes sensacionalistas, se está negando mi libertad para poder juzgar si “esto” es o no mejor que “aquello”. De esta manera, se limita mi conocimiento a una serie de hechos ya interpretados, cuando bien debería ser yo el intérprete de mi propia realidad atendiendo a mis necesidades, gustos y postura ante la vida.

Síntesis

La prensa rosa en cualquiera de sus variantes, o los concursos pobres en los que un puñado de afortunados busca la fama gratuita, son también ejemplos de esta imposición social de lo superfluo y de la carencia de sentido práctico que vemos día a día a nuestro alrededor, y que nos hace, en cierta medida, olvidar otros aspectos mucho más importantes de la realidad. Mientras mantienen mi atención pendiente a cosas carentes de importancia, atenderé a mi vida en una notable menor medida. Mientras me mantengan preocupado por los problemas que puedan tener personas totalmente ajenas a mí, me están despreocupando de mis propios problemas, que deberían ser totalmente primordiales.

Texto: Rubén Lijó Sánchez

Imagen: Wikipedia

***

Anuncios

From → Comunicación

5 comentarios
  1. Yo que leo¿
    jajajaaj
    yo leo mi reader todos los días…
    xDDD
    antes aun leia algo más pero ultimamente….
    ejjejejejeje

  2. excelente Rubén, soberbio revés a la estupidez…Carlos, eres un caxondo,

    🙂

    r.

Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Tweets that mention Y tú: ¿que lees? « OBRAS Y REFORMAS -- Topsy.com
  3. Premio Vale la pena « "Un espacio para compartir."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: