Skip to content

Cinexin, aquella cajita con manivela

30 abril, 2010

Estamos en los inicios de la década de los setenta. Por aquella época, los proyectores de video doméstico comenzaban a ponerse de moda en muchos hogares del país. Evidentemente, los más pequeños de la casa tampoco podían ser menos que sus mayores, y gracias a la imaginación siempre fluida de los responsables de Exin pudieron disponer de un proyector para ver las películas de sus personajes favoritos, de forma sencilla y por encima de todo con una considerable calidad. En 1971, casi por sorpresa, Exin presentó una de sus líneas de juguetes más famosas, y que a la vez fue una de las que se mantuvo más años en el catalogo general de productos.

La idea de un proyector de juguete no era en absoluto nueva ni inédita de la marca de Molins de Rei, pues hacia ya muchísimos años que se podían adquirir proyectores de cine y pre-cine de diversas marcas, entre las cuales destacaba el no menos recordado Cine NIC de los años 30. No obstante el Cinexin, de concepción más moderna, era capaz de proyectar películas con el entonces nuevo y extendido formato Super 8, un formato ampliamente utilizado en proyectores domésticos. El Cinexin era, como se ha dicho anteriormente, un pequeño proyector con el cual los pequeños podían ver las andanzas de sus personajes de dibujos animados favoritos, tremendamente sencillo y estudiado en su concepción, fácil de utilizar y muy resistente, que incluso favorecía la creatividad de sus pequeños propietarios.

El “motor” que hacia avanzar la película era el propio usuario, y precisamente esta característica fue la clave de su éxito, pues el pequeño que utilizaba el proyector era quien decidía si hacer avanzar, retroceder, relentizar o incluso parar la imagen. Es decir, implicaba mucho más que apretar un botón y que el proyector trabajase por si solo sin intervención del usuario. El mecanismo de tracción era tan sencillo como una simple manivela que exigía una participación activa. Otra ventaja derivada de carecer de motor mecánico era que el Cinexin resultaba producto muy fiable, pues no había peligro de averías importantes, y a la vez reducía tanto los costes de fabricación como del precio final. En el Cinexin, así como en la gran mayoría de líneas de Exin, la calidad de los materiales era excelente y con un uso lógico, era infrecuente que se llegase a deteriorar.

Las cintas con las películas para este Cinexin de primera generación eran simples bobinas que inicialmente solo estaban disponibles en blanco y negro, pasando a ser a todo color unos años después. Los protagonistas, como pueden hacer suponer el diseño exterior de la caja, eran los personajes más conocidos de la factoría Disney, con la cual, Exin llegó a un acuerdo para distribuir sus films en este formato. Otros personajes con los que también podían disfrutar los jóvenes “maquinistas”, eran los no menos conocidos “Popeye”, “La pantera Rosa”, “El gato Félix”, “El Pajaro Loco” y “Tom y Jerry”. Sin lugar a dudas, un amplio y variado catálogo con los personajes de animación más conocidos en aquellos años.

La caja que contenía en su interior el proyector y sus complementos, era de color predominantemente blanco y con los laterales azules, destacando en su tapa superior un gran dibujo del popular Mikey Mouse acompañado por otros personajes característicos de la factoría Disney. En el interior de la caja se podía hallar, como es evidente, el proyector con su soporte y una o dos cajas con películas. Otra característica especial de la caja, y que la convertía asimismo en propio accesorio del juego, era el hecho de que el anverso de esta era la propia pantalla de proyección. En lo que hace referencia al encajado de las películas, las bobinas con las películas en blanco y negro iban dentro de una caja naranja, pasando a ser de nuevo diseño y de color gris plateado cuando a las películas se les incorporó el color.

Al cabo de unos años, concretamente en 1983, Exin renovó profundamente el Cinexin, creando el Super-Cinexin, rectificando muchos fallos que fueron poniéndose de manifiesto en la primera generación. Exteriormente, el nuevo proyector se distinguía del anterior por su color, un azul realmente vistoso, y por una carcasa más compacta y moderna. Pero es evidente que las novedades no terminan aquí, pues Exin se empleó a fondo en esta renovación, solucionando muchos problemas de diseño, de estabilidad que tenia el proyector anterior y sobretodo de colocación de las películas.

Sin duda alguna, la novedad más importante fue el hecho de que las nuevas películas estaban en el interior de un cassette de plástico termosellado y estanco, por tanto, el problema que tenia la primera generación, en que las bobinas costaban de poner y se deterioraban fácilmente con el uso, se solucionó perfectamente con este nuevo sistema. Las películas cerradas dentro del cassette estaban absolutamente protegidas, a salvo de posibles roturas a causa de un mal uso. Otro punto interesante es que el nuevo proyector resultaba mucho más estable que su antecesor, pues no necesitaba los soportes del Cinexin de primera generación que hacían tambalear la proyección. No obstante, el Super-Cinexin continuaba con un grave defecto, y este era su gran consumo en pilas, pues para hacerlo funcionar se necesitaban ni más ni menos que cuatro pilas de 1,5 V del tipo R-20, unas pilas muy grandes y también demasiado caras para una economía infantil. Y hablando de dinero, en cuanto al precio de la caja con el proyector, hay de decir que el Super-Cinexin no era precisamente barato, pues en 1983, año en que apareció, se vendía por 3.990 Pesetas (Aproximadamente 24 Euros).

Este tipo de proyector tuvo también una variación básicamente estética hacia sus últimos años de fabricación, pues también sería producido con un llamativo color amarillo y con la manivela de arrastre de color azul. En su carcasa también se varió las letras de plástico cromadas con el logotipo del Super-Cinexin. Por el resto, todo era idéntico al anterior de color azul, incluso los cassettes con películas continuaban siendo de color azul, compatible con el Super-Cinexin, por lo que hace pensar que este proyector amarillo fue una prueba, con relativas pocas unidades en circulación.

La caja del Super-Cinexin era similar a la de los años setenta pero con un nuevo diseño, predominando el color naranja en los laterales. En su interior se podía hallar el proyector, junto a su manual de instrucciones y una película, aunque hacia el final de su existencia, se insertaban dos películas. El anverso de la tapa, como era habitual, se siguió insertando la pantalla de proyección. Coincidiendo con el rediseño que sufrió el Super-Cinexin hacia finales de su vida comercial, la caja también se modernizó con un diseño más dinámico y con unos dibujos de personajes Disney más atractivos, acordes con los nuevos tiempos. En lo que hace referencia a las cajas de las películas, estas también tenían un nuevo y agradable diseño, similar a la caja del proyector. Las únicas cajas algo diferentes eran las correspondientes a las películas de los Pitufos, pues se adornaba con dibujos de estos simpáticos y divertidos personajes, siendo estas mucho más vistosas que las de los otros personajes.

Cinexin también fue una de las líneas de juguetes que sobrevivió a la propia Exin, pues Popular de Juguetes, con su política de reeditar y poner al día antiguas líneas de Exin, “resucitó” el recordado proyector, siguiendo la idea inicial pero cambiando el aspecto por uno más actual, con nuevas películas disponibles e incluso con algunos efectos sonoros. Aprovechando el empuje del nuevo Cinexin, Popular de Juguetes también fabricó pequeños proyectores en la que la película estaba incluida, pero evidentemente, esta ya es otra historia.

Existe la anécdota que cuenta que el formato de película de 8 milímetros, característica del Cinexin, fue un grave problema para Popular de Juguetes a la hora de diseñar el nuevo proyector y sus nuevas películas, pues actualmente es bastante difícil encontrar fabricantes que todavía trabajen en este formato de film. Finalmente, después de mucho buscar, se encontró un especialista en este material en el Reino Unido.

Fuente de la noticia: www.rosaspages.com

Anuncios
2 comentarios

Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Trackback

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: