Skip to content

Libre de adjetivos

21 diciembre, 2009

Esto que estáis leyendo no existe, es sólo una representación virtual en forma de letras de un pensamiento que aun no ha sido urdido; probablemente dentro de breves instantes comenzaréis a leer y ver algo coherente.

Libre de adjetivos.

A ver,…ah! ,si…ya me acuerdo de que iba este post; esta mañana , escuchando la radio, me hice la siguiente pregunta: ¿sabemos usar los adjetivos? ¿que prima en la red, lo objetivo o lo subjetivo?.

Es muy difícil sustraerse a la moda del adjetivo. El adjetivo está en alza en el periodismo. Tanto es así que, aunque en secreto albergas la sospecha de que caminas por un terreno facilón, si te entregas a la tarea de adjetivar violentamente no te atreves a renunciar a la adjetivación por miedo a perder clientela, por miedo a ser tachado de poco vehemente. El adjetivo ha ido subiendo de tono según hemos ido avanzando en esta democracia… ya no hay columna que se precie en la que no encontremos palabras como nazi, golpista, franquista, genocida, facha, torturador, fascista, guerracivilista, carca, rojo, reaccionario, progre, pijoprogre, racista, censor, españolista, españolazo, descerebrado, jacobino, centralista, hijo puta, lacayo, colonialista, bobo, traidor y un largo etcétera que dejo en sus manos. Observando el fenómeno de forma optimista, podríamos decir que vivimos en una permanente adolescencia; de adolescentes ha sido siempre el amor por los adjetivos y el desprecio por contar lo que se ve sin dar la murga con lo que uno piensa. Hoy lo que importa es la opinión, una opinión rica en adjetivos a la que aferrarse. En cuanto a los hechos, qué importan los hechos, uno los adapta a la opinión que ya tenía previamente formulada y aquí paz y después gloria… Se eliminan los adjetivos innecesarios, es lo que hace el artista cuando madura, decir lo que quiere de la forma más simple… puede que salgan unos pocos periodistas que sientan el amor por el oficio, algo tan simple como eso, el oficio de escuchar, mirar y contener las palabras, guardarse los adjetivos en la manga para cuando sean de verdad necesarios, sobre todo esos adjetivos tan tremendos que han perdido el sentido ya de tan manoseados como los tenemos.”

Elvira Lindo.

Imagen: Yulia

Enlace de interés

RAE

From → Comunicación

One Comment

Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: