Skip to content

Servi — Rep: un nuevo concepto de empresa de servicios para el hogar en sevilla

software-de-cad-2d-para-arquitectura-91443

Torre Eiffel, París.

Antes de hacernos la pregunta del millón, osea, donde está la innovación de esta empresa, habría que repasar algunos conceptos sobre construcción, a saber:

 

La idea no es la idea

Cuando un cliente nos pregunta si ejecutamos o gestionamos proyectos, licencias, reformas y demás rubros relacionados con el sector de la construcción, por regla general solemos estudiar la mayoría de las propuestas que nos llegan en este sentido, ya que, o bien el cliente tiene una idea preconcebida de cual es su proyecto y es proclive a dejarse asesorar para cambiarlo y mejorarlo, si el proyecto es susceptible de cambios, o bien es reticente a aceptar soluciones que previamente había idealizado. En este punto muerto es donde Servi — Rep son especialistas, es reflotar proyectos fallidos o donde el acuerdo no ha sido posible. Gracias a la intermediación de sus técnicos, los proyectos salen adelante sí o sí.

 

La financiación no es lo principal

Aunque parezca un argumento capcioso o de otro planeta, realmente cuando un proyecto cuyo estudio de mercado han dado un valor positivo, y el riesgo económico está bien calculado al 100 %, lo principal es la idea, y sobre todo, quienes la van a ejecutar y como. El cronograma es otra historia, y si un proyecto tiene la suficiente financiación por ser una buena idea, el tiempo correrá a favor del constructor y el cliente.

 

Mantenimientos, terminaciones de obras, acabar lo empezado

Poco más que añadir a este párrafo. Abrir y cerrar un expediente para un proyecto con todas las garantías es nuestro trabajo. Gestionar, diseñar, proyectar, construir. Nada más.

 

Saludos.-

 

Trabajando en las alturas

 imperme 2

 

 

Cuando se trata de trabajar en las alturas -y nos referimos a altura en el terreno de la física- hemos de considerar diversas variables de seguridad, bien si estamos impermeabilizando azoteas, haciendo trabajos verticales,  trabajando en el andamio, o sencillamente subidos a una simple escalera de tres peldaños.

 

 

Las NTP son guías de buenas prácticas. Sus indicaciones no son obligatorias salvo que estén recogidas en una disposición
normativa vigente. A efectos de valorar la pertinencia de las recomendaciones contenidas en una NTP concreta es conveniente
tener en cuenta su fecha de edición.

 

 

Os dejamos por aquí un interesante enlace  al pdf publicado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales titulado : “NTP 684: Seguridad en trabajos verticales (III): técnicas operativas.

 

***

 

–   Impermeabilizaciones en Sevilla 

 

Olé

John Coltrane, Atlantic 1373

olé

“ANTONIO DE TORRES, Sevilla, ca. 1853” : Una Guitarra de Leyenda

El azar, el estudio y el espíritu de conservación, han hecho posible que una de las más bellas guitarras construidas por Antonio de Torres haya sido descubierta y se exponga por primera vez en el Museo de la Guitarra de Almería que lleva su nombre.

El instrumento ha sido incluido por los expertos en la primera etapa de la obra de aquel gran violero almeriense, cuya dimensión artística  alcanza al propio Antonio Stradivari.

Este es el relato de dicha aventura, desde su hallazgo en Sevilla hasta su exposición ante el público.

Torres_ Fotografía de  Alejandro Rodriguez Flaqué_2014_foto pequeña

 Fotografía: Alejandro Rodríguez Flaqué.

Museo de la Guitarra Antonio de Torres Jurado,

Almería.

– o –

I. Una casualidad en Sevilla

Fue un día de diciembre de 2007. Una ola de frío polar barría de norte a sur la península ibérica, y el viento del norte nos invitaba a llevar bufanda y guantes al cruzar el viejo barrio de la Judería. Por fin llegamos a la calle y a la casa. Todo estaba en silencio cuando entramos en el patio, bellamente adornado con antiguos mármoles, azulejos y macetas, donde se distribuía el espacio interior. Había varios enseres antiguos en una de las habitaciones, entre ellos una guitarra antigua.

Observé que no tenía cuerdas, excepto un mínimo resto que conservaba en el puente. En su fondo el instrumento conservaba adosada una vieja etiqueta. Era una especie de pergamino antiguo, bastante ajado en su parte inferior y algo amarillento, pero bien conservado en general, donde se podía leer claramente escrito a mano en la parte superior la siguiente leyenda: “Por D. Antonio Torres. Sevilla”.

Aquel viejo reducto de papel y el nombre inscrito me dejaron intrigado. Conforme observaba la guitarra, poco a poco me iba dando cuenta de que era un instrumento distinto a cualquier otro que hubiese visto anteriormente.

Era frágil y de diversos colores, compuesta por muchas maderas de diversas tonalidades que parecían ser de distinta dureza, creando el conjunto diferentes brillos y texturas entre sus piezas, las cuales encajaban como un perfectamente. Estaba decorada con cenefas de espiguillas de minúsculas maderas y nácar en sus bordes interiores y exteriores, donde destacaba la roseta, adornada con esa misma técnica. La cabeza presentaba forma de voluta al modo de los instrumentos clásicos de cuerda pulsada, y estaba rematada con dos botones de ébano en sus laterales. Su forma denotaba una total maestría en el manejo de los materiales y en las proporciones propias de la guitarra. Evidentemente, aquellos preciosos detalles no eran normales: parecían fabricados y encajados por una máquina de precisión, y a pesar de su aspecto, algo ajada, percibí que aquel bello instrumento destilaba maestría.

Con la autorización de la propietaria y junto a mi compañera de estudios comenzamos a investigar sobre él. Pronto supimos que la pieza había permanecido en la misma familia durante varias generaciones, donde se consideraba una “guitarra de concierto” desde que el instrumento fuera adquirido en un anticuario años atrás.

*

II. De la curiosidad al estudio

No tardamos en indagar sobre aquel nombre de la etiqueta. Una de las primeras referencias bibliográficas que pudimos encontrar y consultar fue la obra conjunta de Romanillos-Harris titulada “Antonio de Torres, Guitarrero, su vida y obra”, donde comenzamos a descubrir quién era aquel hombre y a relacionarlo cada vez más con el instrumento que teníamos delante. Vimos que en la obra escrita de Romanillos-Harris no se recogía información catalogada sobre la guitarra, pero sí que podía haber indicios de que el instrumento pudiese pertenecer a la producción del insigne genio almeriense cuando vivió y trabajó en Sevilla.

Buscamos más señales que evidenciaran si aquello era realmente un instrumento firmado por el mejor constructor de guitarras -o violero- de la historia según el consenso de  los expertos, cuyas obras han sido comparadas con los famosos y tan apreciados Stradivari.

Decidimos buscar más referencias bibliográficas, y ampliamos nuestros conocimientos sobre Torres y sobre el arte de construir guitarras. Leímos libros, miramos en cientos de páginas webs y visionamos muchas fotografías de guitarras, laudes, vihuelas e instrumentos varios de cuerda pulsada durante varios meses, entrando poco a poco en el universo de la guitarrería española. Pero había que seguir indagando sobre las pistas.

**

III. Del estudio al caos

Necesitábamos confirmar de alguna manera la relación de la guitarra con su autor: había que saber si era una auténtica guitarra de Antonio de Torres y en qué momento de su producción artística se podía encajar. Entre las pistas que el propio instrumento podía darnos estaba la voluta de la cabeza, casi más típica de violín que de  una guitarra.

Habíamos leído que durante cierto periodo de tiempo Antonio de Torres vivió y trabajó con José Pernas, afamado violero granadino, del cual pudo aprender a fabricar las volutas para las cabezas de sus primeras guitarras al modo de los instrumentos clásicos de cuerda, lo cual cuadraría con la forma de la cabeza de nuestra guitarra y quizás pudiera aclarar algo sobre la autoría del instrumento.

Hablamos sobre este asunto con el Maestro José Luis Postigo, quien desde su Museo de la Guitarra en Sevilla pudo confirmarnos esa forma típica de los instrumentos de Pernas. En su visionado del instrumento le sorprendió el poco peso del mismo, así como su tamaño, quizás algo pequeño respecto a las “Torres” que conocía.

El hecho que la cabeza del instrumento tuviese esa forma, por una parte nos acercaba al hecho de la relación entre Torres y Pernas, pero por otra nos alejaba al no encontrar en ello un paralelismo con las guitarras de Torres vistas hasta el momento en nuestra investigación. La cosa se complicaba. El propio J.L.Postigo nos recomendó que buscásemos la opinión de un experto, ya que algunas de las características externas de la guitarra le decían una cosa -que podía ser una Torres- y las dimensiones del instrumento le hablaban de otra. Había que seguir buscando una confirmación de aquella etiqueta.

Cuando todo nos parecía más confuso encontramos una nueva pista que seguir: existía una guitarra “Torres” gemela a la nuestra -en perfecto estado de conservación en este caso- en el Museo de la Música de Paris, la cual pudimos ver en fotografías, quedando sorprendidos por el gran parecido entre ambos instrumentos. Había llegado la hora de ponernos en manos de un experto que nos ayudara a confirmar la coetariedad y autoría de ambos instrumento.

***

IV. Del caos al orden

Corría el mes de febrero de 2009. Fue por aquel entonces cuando conocimos personalmente a José Luis Romanillos y Marian Harris. Pudimos concertar un encuentro en Sevilla con ellos gracias a la intermediación de Julio Gimeno, traductor de una importante parte de su obra. Nuestra idea era que una vez en Sevilla ambos pudieran ver y estudiar de primera mano el instrumento. Se trataba de los dos máximos expertos a nivel mundial en la vida y obra de Antonio Torres, con una vasta bibliografía sobre el genio de La Cañada.

La cita entre los estudiosos y el instrumento fue prevista en el estudio de J.L. Postigo en Sevilla, quien amablemente cedió sus instalaciones y donde la guitarra estuvo varios días bajo estudio. Tras finalizar el análisis los investigadores nos dieron su opinión sobre el instrumento: todas las variables analizadas apuntaban  a que parecía ser una guitarra de primera época construida por Antonio de Torres en Sevilla, aproximadamente hacia 1853, probablemente durante el periodo en que el genio almeriense vivió y trabajó allí.

Así nos lo trasmitiría el propio J.L. Romanillos, quien nos comentó algunos detalles sobre la guitarra al finalizar su visionado de la misma: “Es un trabajo excepcional. Resulta algo casi inexplicable hoy día que alguien alcanzase tal grado de perfección en la construcción de instrumentos musicales. Existió un violero sevillano llamado Francisco Sanguino que fue maestro en el arte de la violería y heredero de una importante y extensa tradición guitarrística, cuyo acervo pudo conocer el propio Torres, que vivió en Sevilla entre 1852 y 1868”.

Tras aquella visita no perdimos nunca el contacto con el maestro Romanillos y con el mundo de la guitarra, y en el fondo de las conversaciones telefónicas que pudimos mantener por esa época siempre prevaleció la idea de conservación del instrumento. Pasado algunos meses surgió de nuevo una de las palabras claves del estudio y esencial en la vida de Antonio de Torres: Almería.

****

V. Almería 2013,  final de un largo trayecto

Durante los primeros días del mes de diciembre de 2013 recibimos una llamada de J.L. Romanillos para comentarnos que el nuevo Museo de la Guitarra de Almería Antonio de Torres Jurado estaba interesado en la guitarra para la Exposición Inaugural en día 20 de ese mismo mes. Tras dos semanas de intensas gestiones entre todos los interlocutores la guitarra pudo llegar a su destino.

El acto inaugural fue sencillo y muy emotivo. Se abrió con una pequeña presentación del Museo por parte de las autoridades, donde el primer edil almeriense, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador . justificó ampliamente la creación de este nuevo espacio expositivo-cultural para la ciudad y su proyección de futuro. Continuó el acto el lutier Carlos González, quien destacó el esfuerzo común realizado para conseguir recrear la vida de Antonio de Torres, y el que por fin Almería pueda convertirse en un referente obligado para la guitarra española a nivel internacional.

Durante el acto el Excmo. Ayuntamiento de Almería premió la labor de algunas personas que han contribuido a la puesta en marcha del Museo, como Carlos González, Gerundino Fernández, José Antonio Villalba o Juan Miguel González, donde  tuvimos el honor de recibir dicho reconocimiento por nuestra contribución con la Torres a la Exposición Inaugural.

También tuvimos la suerte de comprobar la sonoridad de una “Torres” de la mano de Carles Trepat, quien interpretó tres piezas musicales, una de ellas de Julián Arcas, para concluir el evento.

J.L. Romanillos pondría la nota erudita con una breve y emocionante alocución entorno a la vida y obra de Antonio de Torres. En sus palabras recordó un artículo periodístico escrito por él mismo y publicado en La Voz de Almería el 7-12-1974, titulado “Antonio de Torres, un genio en el olvido”, lo cual fue acogido con un caluroso aplauso por todos los asistentes al acto.

*****

VI. El secreto de un genio

El informe final de los expertos expone que se trata de un instrumento fabricado por Antonio de Torres en Sevilla, ca. 1853. En este se detallan sus principales características, como su excepcional decoración, las maderas utilizadas en su construcción o su longitud de cuerda, entre otras variables.

El conocimiento de las técnicas constructivas de la guitarra no tenía secreto para Antonio de Torres, que definió el canon de la guitarra española, el cual ha perdurado inalterable durante más de150 años.

Sin embargo, siempre quedarán incógnitas en el tintero: ¿De dónde procedía la genialidad de su arte? ¿De su conocimiento total del oficio? ¿De su habilidad innata para construir  instrumentos? ¿De sus relaciones con otros violeros de la época? Probablemente serán los jóvenes violeros de hoy quienes guarden mañana el secreto de su perfección.

R.R.C., 2014

******

Referencias

ROMANILLOS, J. L. (1974, 7 de diciembre). Antonio Torres Jurado, un genio en el olvido. La Voz De Almería.

ROMANILLOS, J.L. ;  HARRIS, M. (2002). The Vihuela de Mano and  the Spanish Guitar: A Dictionary of The Makers of Plucked and Bowed Musical Instruments of  Spain (1200-2002). Guijosa (Guadalajara) : The Sanguino Press.

ROMANILLOS, J.L. (1987-1997). Antonio de Torres, Guitar Maker-His Life & Work. Great Britain : Elements Books Ltd.

DÍAZ SOTO, ROBERTO ; ALCARAZ IBORRA, MARIO. (2009). La guitarra: historia, organología y repertorio. San Vicente (Alicante) : Ed. Club Universitario.

FORD, CHARLES. (1979). Making Musical Instruments. London : Faber & Faber Ltd.

WILSON, DAVID. Meet the Stradivarius of Guitars. Daily Mail, p. 7, 28-08-1981.

 

Agradecimientos

EXCMO. Ayuntamiento de Almería, Concejalía de Cultura

Hemeroteca Municipal y Archivo Histórico de Sevilla

José L. Romanillos & Marian Harris, Sigüenza

Julio Gimeno, Dos Hermanas, Sevilla

José Antonio García, Almería

Carlos González, Almería

José Luis Postigo, Sevilla

Mª del Mar Poyatos Andújar, Almería

Rogelio Mañas, Almería

Alejandro Rodríguez Flaqué, Almería

Mi agradecimiento especial para Consuelo, Leonardo y Rosa.

***

Peer Reviewed.

 Licencia de Creative Commons

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

El poderoso influjo del mar

Duna

La duna de Doñana, testigo natural de un pasado glorioso y remoto, abriga a los pequeños insectos de los rigores del calor estival bajo su manto de barrón.

Cerca, en la orilla, algunos surfean entre las olas,  que rompen en espuma tras su largo viaje transatlántico. Quien sabe, quizás alguien en Mar del Plata recoja el eco de su resaca la próxima marea.

Ahora ya es de noche, seguro que hoy la serpiente y el lince saldrán al foco de la luna.

Qué cerca y que lejos parece Sanlúcar de Barrameda…

r.r.c.

Junyo, 2013 .-

_

A %d blogueros les gusta esto: